Las mujeres Leo del segundo decanato y el Amor

Le gusta que la amen y la admiren. Posee un carácter orgulloso, que la hace especialmente puntillosa en cuestiones de honor y es perfeccionista y muy exigente.

Por eso, la honestidad, la franqueza, la fidelidad y la estima mutua para ella son complementos indispensables en el amor.

En efecto, su gran nobleza de corazón y su generosidad ilimitada, su poder de acción expansivo y su gusto inmoderado por el confort o el lujo hacen de ella una mujer que no carece de cierta ingenuidad, llena de encanto y muy atractiva, pero que también se revela ambiciosa e intransigente cuando se trata de sus sentimientos.

Enérgica y brillante, hay que demostrarle sin cesar que se la ama tanto como ella ama y decírselo.

Lo que demuestra hasta qué punto, en el fondo, está poco preparada para bastarse a sí misma, y evidencia su falta de auto-confianza, cuando, sin embargo, todo haría suponer lo contrario, a juzgar por sus actitudes.