Las mujeres Leo del segundo decanato y la profesión

Lo que es muy apreciado en ella, no sólo es el hecho de que da mucho de su persona, sino también su carácter generoso y alegre, su capacidad por obtener el mejor partido de las cosas y ver siempre su lado positivo. Resulta, pues, un verdadero rayo de luz en su medio profesional y raro es que no suscite muchas simpatías.
Sin embargo, nunca hay que olvidar su orgullo natural, que le da cierto aire, incluso a veces mucha clase, pero también puede volverla muy exigente y susceptible, evidentemente sin que lo parezca, puesto que no le gusta mucho mostrar ni admitir sus debilidades.
Por otra parte, posee el arte de convencer y, por consiguiente, obtener lo que quiere, tanto para ella como para los demás. No siempre lo hace en el momento oportuno, pero siempre acaba por alcanzar sus fines, puesto que es muy difícil resistírsele.