Las mujeres Leo del tercer decanato y la Amistad

Es una amiga muy valiosa, incluso extraordinaria, es tan excepcional que nunca se entrega, ni jamás se confía; parece ser totalmente autosuficiente y suele resultar a menudo la confesora ideal; puesto que sabe escuchar, pero jamás habla de ella. Hasta tal punto es así, que siempre se tiene la sensación de que todo le va bien, que no tiene ningún problema, en todo caso que reconozca, lo cual es cierto.
Si tiene dudas, jamás habla de ello y su voluntad, su magnetismo y su fuerza interior parecen inquebrantables vistos desde fuera. ¿Se puede decir por ello que siempre trabe amistad? Nada más lejos. Es capaz de entregarse en cuerpo y alma por los demás, es cierto, ayudarles y estimularles, y de tal manera, a veces, tiene verdaderos dotes de terapeuta.
Los aprovecha empíricamente, o bien de forma más seria, en un marco médico. Así que puede hacer mucho por los demás. Pero no siempre se sabe cómo expresarle gratitud, puesto que lo hace con tal naturalidad que desarma. Y si uno quiere presumir de tenerla como amiga, nunca está seguro de que para ella lo sea o no.