Los hombres Leo del primer decanato y la Amistad

El es el amo. Dicho de otra forma, en sus relaciones amistosas siempre cultiva un complejo de superioridad, que le induce a frecuentar a personas sobre las que podrá ejercer una influencia intelectual o social. Lo que no excluye que sea especialmente selectivo en la elección de sus amigos.
Esto es un comportamiento paradójico en él, del que no siempre se comprenden las razones cuando no se le conoce bien. En efecto, para él la amistad es un sentimiento noble. Por eso no debe estropearse. No se trata, pues, de comprometerse con cualquiera, ni de compartir importantes puntos de vista, ni de no tener intercambios de amistad dignos de este nombre. Lo que explica que, cuando se siente decepcionado por sus amigos o no se siente a la altura de las relaciones que cultiva, tienda a encerrarse en sí mismo o tras su dignidad, prefiriendo la soledad.