Los hombres Leo del primer decanato y la profesión

Cualquiera que sea el lugar que ocupa en una jerarquía, se trata de un hombre que se impone y hace todo lo posible para que los demás piensen que no pueden hacer nada sin él.
A veces, hay que comprender que da esta impresión a pesar suyo, aunque su carácter autoritario no sea evidentemente fruto del azar; carácter autoritario que, con la edad, según su situación o el tipo de educación que haya recibido y el grado de evolución de su espíritu, puede revelarse totalmente tiránico e insoportable.
Se trata de un ser exigente, aveces intransigente, al quien le gusta dirigir y mandar, pero esto no significa que sea injusto o arbitrario; puesto que tiene el sentido del orden y del respeto de la ley. Y sobre todo su orgullo le prohíbe apartarse de las normas o ser criticable. Hay que reconocer que no siempre es de trato fácil, aunque tenga clase.