Madre Leo e hijo Géminis

Si es un niño, sus relaciones e intercambios se basan en juegos muy complicados que sólo les pertenecen a ellos, pero que hacen que los demás salgan beneficiados.

No hay un momento en que se aburran juntos y los demás tampoco se aburren con ellos. Jamás se aleja mucho de ella.

Si es una niña, admira mucho a su madre, a quien considera un verdadero modelo a seguir, pero no demuestra ser tan exigente y perfeccionista como ella.

Sin embargo, está claro que tienen las mismas fantasías, el mismo gusto por el juego social y que lo hacen muy bien.