Madre Leo e hijo Libra

Si es un niño, la madre no se resiste a su encanto y tiende, como suele decirse, a dejárselo pasar todo.

No siempre le hará bien, puesto que se volverá un poco marginal o bien se volverá muy dependiente. En ambos casos, permanecerá más o menos cerca de ella.

Si es una niña, utiliza su encanto como su madre utiliza su belleza física. Ambas necesitan gustar, ser amadas y admiradas, pero no se envidian al respecto.

Así pues, son muy cómplices al tiempo que rivales.