Padre Leo e hijo Acuario

Si es un niño, casi siempre defiende una opinión contraria a la de su padre.

Sin embargo, el hijo se parece al padre de forma sorprendente y su espíritu de independencia y su «indomabilidad» pueden ser los reflejos inversos del orgullo y la voluntad dominadora del padre.

Si es una niña, su inconformismo arraigado es el reflejo encubierto del deseo de atraer la atención y suscitar la admiración de su padre.

En el fondo, se le parece mucho. Y cuanto la hija más lo niega, tanto más ésta se le parece.