Signo Leo: nacidos el día 23 de Agosto

Día que pronostica nervios, tensiones, fricciones y altibajos emocionales y sentimentales muy acusados, toda vez que es una jornada particularmente crispadora. En primer lugar, hay que tener en cuenta que aunque pertenezca por completo a la constelación de Leo, bajo el gobierno de la mencionada estrella Regulus de esta constelación, es un día de frontera entre los signos solares de Leo y Virgo. Por lo general, a partir de las cuatro o cinco de la tarde ya se pertenece al signo solar de Virgo, aunque hay años que hasta avanzada la noche no termina el signo solar de Leo. Recordemos que un signo solar empieza en el instante en que el Sol entra en el mismo, lo que puede comprobarse en los libros de Efemérides o consultando a un astrólogo capacitado.
De una forma u otra, los nacidos por la mañana son Leo-Leo, y los que lo hacen por la tarde son Leo por constelación, con un trasfondo Virgo por signo solar. Eso explica, en parte, que personas nacidas en un mismo 23 de agosto sean tan distintas unas de otras. Ahora bien, en conjunto, todas se hallan bajo el influjo de la ya citada estrella Regulas, que favorece a todos, ayudando al desarrollo de su personalidad y al éxito de sus facultades creativas. Estimula ambiciones, negocios, empresas, etc., pero también inclina al boato, a los placeres, a las diversiones, al lujo, a las fiestas, al juego, etc. En amor se recibe mucha dosis de erotismo y de espíritu conquistador. Difícilmente se conforma la persona con un solo matrimonio o pareja. Vaticina, en particular, complicaciones sentimentales y conyugales para los nacidos en día de luna llena (como los de 1945, 1964 y 1983), quienes tendrán una vida romántica muy agitada.
En el plano creativo-profesional, confiere cualidades y vocación para literatura, medios de comunicación social, crítica literaria, artística o musical, canto, baile, obras teatrales, etc. Y en deporte incide principalmente en fútbol, golf, baloncesto, ciclismo, tiro, deporte de aventura…
Personajes nacidos un 23 de agosto: Noor al Hussein, reina de Jordania, y la actriz española Amparo Soler Leal.