Hombre Libra Mujer Aries

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Aries y un hombre Libra?

Las admiradoras que irán detrás suyo, de manera continua, te convertirán en una especie de dragón exaltado. Este hombre suele ser un enamorado del amor y, cuando se casa, lo hace por cierta atracción que le produce el matrimonio y sus ritos, por lo cual suele equivocarse. Pero si hay algo que no puede tolerar, por muy bella que sea la mujer elegida, es que no se transforme en una contrincante valiosa, decidida y hasta un poco desmesurada, que lo enfrente sin miedo. Lo contrario lo aburriría mucho. Si van a la playa y él decide dar un paseo solo para ver el paisaje, tú desahogarás tu súbito malhumor marciano, lo que puede hacer que este hombre se retire, incluso olvidándose sus CD y su abrigo. Sería más conveniente que trataras de convencerlo de que ya se ha divertido lo suficiente con mujeres y fiestas y que te parece que es hora de que compartan un proyecto divertido en común, sin interferencias. Es decir, utilizar la lógica, como lo hace él, pero tu temperamento fogoso aparece inmanejable, aunque es posible que, por amor, logres una repentina madurez emocional y adquieras la paciencia necesaria para llevar adelante esta relación.
La fusión de Aire y Fuego entre Libra y Aries tiene tantas virtudes y posibilidades de formar una pareja armónica, que es una pena que pierdan el tiempo discutiendo por asuntos sin importancia. Tú necesitas un hombre inteligente que te estimulé y desafíe y verás que bastará con que elijas un tema para que el hombre de Libra se explaye con acabado conocimiento. Pueden polemizar de manera irónica y llena de humor, pero para eso hace fácil el tacto y la cortesía que le sobran a él. Admitamos que te cuesta mucho ser considerada con el prójimo. Aunque no te lo propongas, sueles aparecer egoísta y hasta cruel, incluso con el hombre que amas.
Dices todo lo que piensas, sin reflexionar en las consecuencias de tus palabras. Tú te preocupas por dar a los demás lo que crees que necesitan sin preocuparte por averiguar si esto es lo que realmente desean. Como tienes algo de dictadora, tu generosidad, fidelidad y comprensión están teñidas por la arrogancia de que sabes mejor que nadie lo que los demás necesitan.
Por eso el hombre Libra, como cualquier otro, pasará de amarte a querer que desaparezcas de su universo vital. Cuando te señalan tus errores con delicadeza, rápidamente tomas conciencia de ellos y te modificas; lo que puede ser una suerte con el hombre de Libra, tan dado a razonar y sacar consecuencias, con educación y buenos modales. El problema está en que tanto tú como él quieren siempre. Uno de los dos debe darse por vencido para que retorne la paz. El optimismo de Libra hará vibrar tu corazón ariano, porque se relaciona con la confianza luminosa que tú tienes en el mañana. Cuando él entre en sus trances de reposo, trata de no tildarlo de haragán: su planeta regente, Venus, necesita descansar de su constante actividad. Ambos son bondadosos y cordiales, por lo que terminarán entendiéndose. Se reconciliarán haciendo el amor porque su atracción mutua es eterna. Parecerán la representación de muchos de los mejores poemas de amor. El te parecerá un poco etéreo y tu fogosidad necesita algo tangible y cercano pero lo lograrás de este hombre, si no te apresuras.