Hombre Libra Mujer Piscis

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Piscis y un hombre Libra?

Estarán en casa, abrazados, mirando una película de amor con absoluta atención y las lágrimas a punto de asomar en los ojos de ambos. Al finalizar, es probable que le comentes lo emotiva de la historia y lo bien narrada que te pareció, aunque se tratara un tema de desencuentros. Entonces, él te responderá que la actuación de los artistas le pareció correcta, pero que la historia era previsible y hasta aburrida. Personalmente, cree que es subestimar al espectador con temas tan fáciles, aunque los sustenten nombres como el de Julia Roberts y Hugh Grant. Tú, que eres todo comprensión y dulzura hacia los demás, no entiendes cómo este hombre que casi oíste sollozar en el momento de la separación de los protagonistas de “Un lugar en Nothing Hill”, reaccione de manera tan brusca, sin tener en cuenta tu propia opinión. Si insistes, te dirá: “Lo que pasa es que siempre estuviste enamorada del amor y esperas que la relación entre un hombre y una mujer supere todas las diferencias. En la vida real no es así”. Te convencerás que es un sádico, que planea tácticas para deprimirte cada vez que omites una opinión que tiene que ver con la sensibilidad. Además, es posible que pienses que te odia. Te equivocas: es el equilibrio, a veces lacerante, del libriano. El considera las dos partes de una cuestión. Si tú le hubieras formulado tu opinión sobre la película, agregando que: “Pero yo soy una romántica irremediable y le pido a la vida amores que sólo se dan en la pantalla”, él hubiera defendido el filme y, especialmente, tu parte sensible, convenciéndote que sin tu romanticismo no alcanzaría los grados de felicidad que le has aportado a su vida.
Al intentar ser equitativo, justo y ponerse del otro lado, lastima sin querer. Tendrás que acostumbrarte a mostrar tus pensamientos a partir del lado contrario, lo que no es una traición a tu propia sinceridad, sino una manera de llegar ambos a la misma conclusión, que es la tuya. Están destinados a enamorarse porque comparten la sensibilidad, el gusto por la belleza, la paz y la armonía. Los dos huyen de las situaciones agresivas, aunque a este hombre, su necesidad de equilibrar la balanza, lo vuelva repentinamente cruel. No olvides que tu secreto para conservarlo será el vínculo romántico de su intimidad sexual, que allanará todas las dificultades. Tú le generas confianza y se siente un mago cuando te abraza porque intuye telepáticamente tus deseos. Hacen el amor con una pasión fecunda y alcanzan ese ideal que los poetas procuran expresar en sus versos. Tendrás que estar atenta para que no se arrastren los dos a la desidia y la búsqueda exclusiva de placer, que los puede llevar a no trabajar o aficionarse demasiado a las drogas, al alcohol o a los sueños. Tu fe mística en él y el apoyo jubiloso que este hombre te brindará con denuedo, los ayudará a afrontar las inclemencias de la vida y pueden formar una pareja perdurable. Te molestarán sus cambios de humor y sentimientos, su repentino desapego o frialdad pero ésa es sólo la mitad de un hombre Libra. Como eres paciente y sabes esperar, terminarás contando con la dulce compasión de este hombre que cuando sonríe es un Sol. A él lo fastidiará si no conservas la casa prolija y tus distracciones cuando intenta explicarte asuntos importantes. Pero puedes esforzarte por evitar estas minucias: él siempre terminará arrebujándose en las mantas de paz e intimidad que tú le brindas. Ambos están preparados para superar los desacuerdos.