Hombre Libra Mujer Tauro

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Tauro y un hombre Libra?

Es posible que conozcas a tu Libra en un momento de tristeza, cuando te encuentres medio llorosa en un rincón. El se acercará, te mirará con ternura y enjugará tus lágrimas con su impecable pañuelo. Después te sonreirá con su inolvidable sonrisa, asegurándote que te espera un mañana sensacional. Además, ¿cómo pueden llenarse de lágrimas unos ojos tan profundos y a la vez tan transparentes que le permiten ver tu alma? Una muchacha bella merece la felicidad. Y tú serás feliz. Después de semejante escena, tal vez pienses que apareció el hombre de tu vida con el que te casarás y vivirás hasta que la muerte los separe.
En cambio, el hombre de Libra sólo ejerció su seducción con una chica atractiva a la que ni siquiera sabe si volverá a ver. Por supuesto que, con tu paciencia y obstinación, se volverán a ver. Y hasta puedo asegurarte que se casarán: a fuerza de insistir, lograrás que te dé el “sí”, porque este hombre no le da demasiada importancia al matrimonio. Concluirá que eres linda, inteligente, ordenada, buena cocinera y con gran sentido del humor. Y ya está. Con el tiempo lograrás, siempre con tu perseverancia, que responda a tu amor con un enamoramiento tan genuino como el tuyo.
No olvidemos que los dos están regidos por Venus: no le escaparán a la pasión. No tendrá una hora fija para llegar a casa y deberás optar entre esperarlo o no hasta altas horas de la madrugada, mientras “supones” que se encuentra con sus amigos. Elegirás la paciencia, pero tu cara irá envejeciendo de tanto aguardar a que tu hombre llegue de fiestas en las que no participas, ya sean sociales, deportivas o de amigos.
Más positivo será que hagas el esfuerzo de acompañarlo a todas partes, lo cual no lo molestará más que a ti, que prefieres salir una vez por semana. Te gustan las casas más que los condominios pero hay que darle tiempo a este señor para que se anime a alejarse de su círculo de amistades, con las que tanto disfruta. Con Venus dirigiendo sus vidas, no tendrán problemas de índole sexual pero habrá momentos en que lo encontrarás algo lejano, aunque pasarán todas las noches fuertemente abrazados, extasiados ante el hecho de haberse encontrado mutuamente.
El hombre Libra es realmente poético y romántico en el erotismo y tú, más concreta, menos proclive a seguir las fantasías que te enuncia verbalmente mientras te acaricia. Siempre tendrá una justificación para todo. Va al gimnasio tres veces por semana porque con los platos exquisitos que tú le preparas engordaría rápidamente. Necesita estar al día con los últimos estrenos de obras de teatro y de películas, así como comprarse el libro recién publicado de su autor preferido, porque no soporta la falta de actualidad. En tanto, tú le mantendrás el guardarropa perfecto como el de un príncipe, colocando en cada percha el conjunto que haga juego. Será mejor que lo sigas en sus placeres antes que acostumbrarlo a que llegue a cualquier hora como un adolescente sin límites. Lo bueno de su relación será que llegará un momento, y no necesariamente en la ancianidad, en que él comprenderá que le resulta más satisfactorio y emocionante quedarse contigo en el hogar, junto a la chimenea, saboreando un rico cognac.