Las mujeres Libra del primer decanato y la profesión

Tiene mucha fama su gusto refinado y su sentido innato de la armonía, que cultiva con acierto.
Su gran flexibilidad de espíritu la hace comprensiva, tolerante, capaz de limar asperezas en cualquier ocasión, de conciliar lo irreconciliable y de arreglar las cosas tan pronto como surgen malentendidos que amenazan con provocar un clima de tensión a su alrededor. Sabe adaptarse perfectamente a los demás, al contexto en que se mueve y a las circunstancias, aun manteniendo su actitud reservada.
Ciertamente, a veces peca de indecisión y hay que pedirle que tome partido, que se decida o que elija de improviso, sin reflexionar, sin haber analizado la situación ni haber sopesado largamente los pros y los contras. En cambio, cuando se trata de hallar el justo medio, de calmar los espíritus o de poner a todo el mundo de acuerdo, se puede contar con ella.