Los hombres Libra del tercer decanato y la Amistad

Puede ser un amigo, pareja, consejero o colaborador ideal, y a la vez lleva una existencia que le permite preservar cierta autonomía.
Sobre todo sus buenos consejos, justos y sagaces, son muy apreciados por sus amigos, que nunca dejan de elogiarlos.
Sin embargo, sus verdaderos amigos suelen ser extraordinarios y se distinguen de muchas de las personas que se mueven en torno a él; aunque, finalmente, muy pocos pueden apelar a su amistad, puesto que no puede esconder su atracción por el poder en todas sus formas y las personas que lo encarnan.
Esto puede llevarle a situaciones ambiguas, donde siempre se las arregla muy bien, ya que es un buen diplomático y su sentido innato de la justicia está tan anclado en él, tanto en su mente como en sus actos, que jamás se le puede atrapar en falso. Por consiguiente, siempre se muestra sincero y honesto, lo que no excluye que su respeto por la ley y por las normas a veces le ponga en apuros con algunos de sus amigos.