Madre Libra e hijo Aries

Si es un niño, se las hace pasar moradas a la madre, porque según ella casi siempre actúa antes de reflexionar.

Pero le sale bien, gracias a él descubre otra manera de ser que no deja de sorprenderle.

Si es una niña, normalmente son opuestas en la forma, pero en el fondo se parecen.

La hija tal vez sea más directa y audaz; pero, al igual que su madre, quiere gustar, aparentar y mandar.