Madre Libra e hijo Géminis

Si es un niño, de entrada tienen unas relaciones totalmente privilegiadas y podemos estar seguros de que él ama y admira a su madre hasta tal punto que ella se convierte en su modelo femenino inigualable.

En cuanto a ella, disfruta de la fantasía del hijo.

Si es una niña, a veces ésta última se convierte en la viva copia de su madre, antes de cambiar de personalidad y más adelante, por último, hallar la suya propia.

Suelen entenderse mediante ingenios muy femeninos, basados en una comprensión mutua muy cómplice.