Madre Libra e hijo Libra

Si es un niño, sus relaciones siempre se revelan muy complacientes y sin tropiezos en el camino.

Sin embargo, ambos, el hijo tal vez aún más que la madre, quieren siempre tener razón sin que lo parezca. Por eso, se pueden embarcar en discusiones interminables.

Si es una niña, se somete a su madre en todo y para todo, pero eso no significa que no piense; puesto que pronto se hará su propia opinión de todo.

De ahí que sólo va a lo suyo.