Padre Libra e hijo Escorpio

Si es un niño, vemos en él el mismo espíritu lúcido, crítico y selectivo que en el padre, aunque con un punto de combatividad provocadora, ausente en su progenitor.

Si es una niña, aprecia mucho el sentido estético de su padre, así como su ética.

Pero al mismo tiempo, no puede evitar oponerse a ellos, puesto que por naturaleza va hasta el final, se atreve y se arriesga.