Padre Libra e hijo Libra

Si es un niño, cuando los vemos juntos, normalmente nos preguntamos quién de los dos cederá.

En efecto, sería de esperar que disfrutaran de intercambios armoniosos y equilibrados.

En realidad, cada uno intenta imponer su ley al otro.

Si es una niña, el padre cae en la trampa de la hija, que emplea sus propias armas para obtener de él lo que quiere.

El no sabe negarle nada, pero la hija nunca abusa de ello. Puesto que, en el fondo, siente mucho amor y respeto por él.