Padre Libra e hijo Tauro

Si es un niño, ambos tienen un ritmo lento y una gran sensualidad.

Sin embargo, el hijo a menudo se revela más apegado a los bienes materiales de este mundo, más realista y también concreto, pero el carácter equilibrado de su padre le supone una ventaja de gran valor.

Si es una niña, toma a su padre por modelo, cuyo modo de vida sigue.

También es muy sensible a su gusto por lo bello.

Pero la voluntad del padre de querer elegir lo mejor puede transformarse en cierta pasividad en la hija.