Padre Libra e hijo Virgo

Si es un niño, el refinamiento del padre, su sentido de la armonía y su espíritu lúcido y selectivo se convierten en un gusto sutil, un sentido puntilloso del detalle y un espíritu crítico y autocrítico en el hijo, quien resulta, pues, más exigente que su padre.

Si es una niña, el sentido estricto y riguroso de la justicia del padre, en un primer momento, puede volverla tímida e introvertida.

Pero enseguida se apoya a su vez en dichos valores para adoptar un modo de vida que se parece al de su padre.