Sol en Libra Luna en Aries

La razón y la percepción están bien mezcladas en esta combinación, y debería haber un gran refinamiento mental, con gran habilidad en todas las ocupaciones. La personalidad es activa y la individualidad tranquila: hay bastante fuerza de voluntad, y de ahí que el nativo sea dinámico, independiente y por momentos agresivo en la superficie, pero en el fondo es más tranquilo, armonioso y afectivo: a él le gustan los cambios y aprecia con rapidez las nuevas ideas.
A menos que el ascendente de las posiciones planetarias esté en contradicción, tendrá poco o nada de virtudes lentas y perseverantes, y por momentos será impaciente e inconstante. Es probable un casamiento inarmonioso, porque pocos son capaces de responder a los ideales de esta combinación, pero esta mezcla tiene mucha fuerza, y quienes la poseen pueden llegar a ejercer mucha influencia sobre los demás.
Físicamente esta combinación es muy buena para todos los aficionados al atletismo.
Trae éxito en todos los asuntos gimnásticos, pues la columna vertebral y el sistema muscular son muy elásticos, pero hay cierta propensión a las enfermedades mentales.

Volver a Libra