Benito

Es un nombre mercuriano de naturaleza mental, nerviosa y sutil que sabe adaptarse a las circunstancias. Posee una rápida percepción de las cosas y su comportamiento logra el desenlace de las complicaciones y de las negociaciones de una manera rápida y hábil. Posibilidad de viajes lucrativos y satisfacciones monetarias. Pero en ciertos momentos al recibir ciertos rayos planetarios no muy propicios se expone a las decepciones morales y materiales, a la indecisión y a los desplazamientos inútiles y costosos. Los Benito, en general, poseen fuerza vital y nerviosa y rapidez de espíritu. Su espíritu es flexible y expansivo cuando no está en juego el interés personal. Habilidad y sentido práctico. Aspecto simpático y buen consejero. Sabe crearse buenas relaciones que le son útiles si no las explota demasiado. Las metas de la ambición se acompañan de la búsqueda de ventajas materiales y monetarias. Las ventajas de los honores vienen a continuación de una forma natural, se las acepta con alegría, pero no se harán grandes esfuerzos para obtenerlas a menos que ello beneficie a la situación general. La inteligencia despierta de los Benito permite estudiar el sitio donde se encuentra lo que se necesita. Los conocimientos prácticos, con la ayuda astral, pueden aumentar de día en día. Sentimentalmente los Benito parecen fieles en el campo de la amistad así como en el del amor. Se crean, sin quererlo, enemistades y envidias pasajeras, entonces ha llegado el momento de darse explicaciones unos a otros, y al hacerlo de buena fe todo el mundo reconoce sus errores. En el plano físico es de constatar una notable resistencia nerviosa, a veces flexibilidad física y un excelente ánimo. Buena moralidad. El aspecto físico permanece joven durante mucho tiempo. Rápida asimilación de las cosas. Parece que el alma adivina los pensamientos sin esfuerzo. En una discusión los Benito no cortan nunca, prefieren aclarar diplomáticamente la situación. Hacen gala de astucia en esas ocasiones. Son gentes diestras, flexibles y adaptables.
En el plano espiritual los Benito representan el optimismo y la confianza en sí mismos. Creen en su buena estrella y van siempre delante de las cosas y las circunstancias. Creen poder triunfar en las más osadas tentativas o, ¿no es cierto que la fortuna sonríe a los audaces? A veces, los nativos de este nombre, en un momento determinado, quieren deshacer entuertos y ocuparse de los demás, pero a pesar de su habilidad, en estas situaciones, hay siempre choques. Pero en muchos sectores existe la posibilidad de éxito. Los Benito deben dejar hablar a su corazón y fiarse de su intuición, que es casi siempre buena. Las teorías deben ponerlas en práctica. Hay que decirse a sí mismo: «La vía está libre», aunque no sea totalmente cierto. Pero tal actitud fomenta el valor, el deseo de obrar en el buen sentido y esto representa la salvaguarda, pues el que no avanza, va para atrás.
Planetas que influyen en el nombre Benito
Benito y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Benito