Carmen

El Sol ilumina este nombre y da brillantez y claridad a la mujer que lo lleva. Carmen recibe agradables influencias que le empujan fuertemente a la acción inteligente, a la exteriorización de la energía, bajo el efecto del pensamiento creador. El temperamento es positivo, dinámico, bilioso y sanguíneo a la vez. La naturaleza es franca, en algunas ocasiones demasiado directa, demostrativa, pero siempre razonable, aunque posee cierto idealismo. Por otra parte en el carácter se constata una cierta falta de perseverancia y de sentido práctico. Los sentimientos están dominados por la razón. Las Carmen son mujeres que toman por sí mismas sus decisiones y nunca se dejan influenciar por las opiniones de los demás. Inteligencia, razonamiento y buen juicio. La actividad principal de las Carmen consiste en arreglar, organizar y clasificar las cosas; son mujeres que sienten gran interés por los trabajos intelectuales y por todos aquellos que conciernen a la educación. Por lo general poseen un gusto refinado y facilidad de expresión hablada. Para que puedan triunfar definitivamente en la vida sería necesario que fueran algo optimistas, que tuvieran continuidad en las ideas y que su actividad fuera siempre continua, sin altibajos. Carácter inquieto, sin razón alguna la mayoría de las veces. No deben atormentarse o limitarse voluntariamente, ni crear obstáculos en su camino, ni tampoco llevar sus escrúpulos al extremo. Excelente moralidad, pero bajo influencias astrales nefastas se impone combatir la timidez y la duda que perjudicarían la posible fortuna, la felicidad y la alegría personal. Es necesario tener en cada momento confianza en sí misma.
Planetas que influyen en el nombre Carmen
Carmen y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Carmen