Catalina

Este nombre se beneficia del claro y buen ambiente de Mercurio, el planeta que confiere una rápida percepción de los hechos de la vida, que facilita el feliz desenlace de las complicaciones y proporciona satisfacciones económicas, por medio de numerosas pequeñas ganancias. Las mujeres que llevan este nombre poseen un carácter bien marcado. Su temperamento es activo, su cuerpo también, lo mismo que alguna empresa o aventura nueva. Las Catalina son audaces, temerarias y capaces de abrirse camino en la existencia, de seguir siempre adelante, lo que les permite, si sus cualidades natas son buenas, llegar a ocupar puestos importantes en los que poder ejercer su autoridad. Pero si bien el temperamento es generoso e impulsivo, y no demasiado pasivo, sensible o sumiso a las cosas de la vida, son perfectamente capaces de actuar muy de prisa; sin embargo, este rasgo es más bien un defecto, pues se carece de la perseverancia necesaria para no hacer las cosas demasiado precipitadamente, y se tiene la suficiente impaciencia como para abarcar demasiados asuntos a la vez. Entonces se intenta forzar los acontecimientos y las circunstancias en lugar de adaptarse a ellos. Por otra parte esa falta de perseverancia, fatal en muchas ocasiones, puede convertirse en un elemento benéfico de defensa en caso de tropezar con un serio impedimento, pues se intentará vencerlo con la actividad por todos los medios. Acción continuada y obstinada resistencia. Las Catalina tienen a veces un curioso destino: su facilidad para amar o para destacar de manera absoluta. De esta forma consiguen muchos amigos, pero también grandes enemistades.
Planetas que influyen en el nombre Catalina
Catalina y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Catalina