Claudia

Se trata de un nombre casi perfecto, pero que carece de imaginación y de flexibilidad, si tuviera ambas cualidades sería un nombre perfectamente equilibrado. Atrae en la misma proporción resistencia, sentido de la realización, voluntad y deseo de lucha, de acción y de esfuerzo, y también cierto realismo, sentido práctico y perseverancia. El carácter es amable, tierno, dulce, uniforme, flexible, y posee bondad. Las Claudia son personas muy humanas, sensibles y misericordiosas. La salud es buena, la vida larga y poseen un buen equilibrio físico y también mental. Las Claudia, sobre todo si existe en su tema personal una buena disposición venusiana, son muy simpáticas, agradables, tiernas, voluptuosas, y prefieren ser amadas que amar. De todas maneras deben controlar cierta disposición natural a los abusos sexuales que comprometerían el equilibrio físico, e incluso el mental.
Son personas que huyen de las disputas y de las querellas. Son capaces de llorar con facilidad cuando han cometido una falta o un error, y su forma de arrepentimiento desarma a la persona más exigente o al marido más severo. Pero de todas formas, sus penas y sus lágrimas son de corta duración, se consuelan rápidamente e ignoran el rencor. Su carácter no es ni celoso, ni envidioso, ni rencoroso. Gustan de la vida plenamente. La. suerte y la fortuna pueden beneficiarlas o ser la consecuencia de sus actos. Sus dones naturales pueden conducirlas al éxito o por lo menos facilitarles el camino. El resto será cuestión de la inteligencia personal y de la influencia del medio ambiente en el que se vive, así como de la educación recibida, pero en cualquier circunstancia se revelarán las buenas disposiciones del carácter.
Planetas que influyen en el nombre Claudia
Claudia y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Claudia