Elisa

Este nombre (bilioso y linfático) presenta un carácter bastante inestable debido al encuentro de dos temperamentos incompatibles (fuego y agua). La combinación de ambos produce generalmente una gran exaltación de los sentimientos. Las Elisa, empujadas por su emotividad, que puede revestir formas extremas, se muestran como personas terriblemente dinámicas. Pero, por otra parte, y debido a los choques de sus sensaciones interiores y sus propios instintos se muestran variables, impulsivas. A veces, aparece también en su carácter, cierto desorden en los actos, falta de reflexión, lógica, paciencia, sentido práctico y perseverancia. De hecho, bajo los efectos del nombre, las Elisa son terriblemente activas, para pasar a continuación por períodos de profunda pasividad. Poseen sin embargo, una gran actividad intelectual y espíritu de empresa. Pero no deben emprender demasiadas cosas a la vez, a fin de evitar el desorden en la realización. Con frecuencia faltas de paciencia. Actitud, en muchos casos, muy impresionable. El nombre atrae la confianza en sí mismo y la pretensión. Ganas de gastar, pero de manera útil. Las Elisa saben sembrar antes de recoger. Las numerosas amistades son, por lo general, productivas. Loable deseo de vivir bien y hasta una edad avanzada. Muchos amigos entre los hombres.
Planetas que influyen en el nombre Elisa
Elisa y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Elisa