Esther

Este nombre recibe influjos radiantes que afectan en gran proporción los elementos del carácter y determinan una fuerte personalidad. Las mujeres que llevan el nombre de Esther son activas tanto de cuerpo como de espíritu; están continuamente en movimiento y andan siempre en busca de algo nuevo o de la aventura. Temperamento audaz y temerario, deseo de abrirse un camino agradable en la vida cueste lo que cueste. Poseen el carácter de los pioneros, de las personas que son capaces de hacerlo todo, los que realmente hacen algo interesante en la existencia, los que ocupan los primeros puestos. Las Esther son, por lo general, aptas para la acción rápida, impulsivas, generosas, pero dispuestas también a cambiar rápidamente de opinión. En caso de no ser muy perseverante, cosa que suele ocurrir, se suple perfectamente con el amor al trabajo bien ejecutado. Capacidad para hacer muchas cosas en poco tiempo. Las Esther fuerzan las circunstancias más que adaptarse a ellas. Es necesario no embarcarse en demasiadas cosas a la vez, pues puede dar mal resultado en cuanto a la perfecta realización de cada una de ellas. Falta de paciencia, impresionabilidad. Los principales rasgos del carácter son la confianza en sí misma, la pretensión, el bluff y el espíritu alerta siempre dispuesto a buscar las soluciones más adecuadas. Necesidad y amor a gastar. Numerosas amistades que pueden ayudaros a hacer muchas cosas o incluso a emprender o iniciar una empresa importante, que serán productivas. Deseo de vivir bien. Longevidad y vejez agradable.
Planetas que influyen en el nombre Esther
Esther y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Esther