Irene

El carácter de las Irene es esencialmente equilibrado. Posee fuerza, voluntad de acción, de expansión y amor a la lucha y capacidad para el esfuerzo. Las Irene encontrarán a lo largo de su existencia colaboradores o socios que se identifiquen perfectamente con sus ideas y les permitan construir un negocio o una asociación comercial perfectamente equilibrada. Este es el significado más claro de este nombre de aspecto muy agradable. Las mujeres que se llaman Irene son algo temerarias, pero al mismo tiempo muy prudentes y reflexivas. Saben esperar el mejor momento para ser ambiciosas. Continuidad en sus sentimientos, lo que hace que las penas del corazón sean duraderas (en caso de que existan). Firmeza en las decisiones. Trabajo razonado. Un esfuerzo continuado siempre en el mismo sentido permite satisfacer los deseos y las ansias materiales y sociales. Amor a la familia, pero posibilidad de algunos problemas con los parientes o discusiones conyugales debidos a una falta de habilidad de uno de los dos cónyuges o a su imprudencia. Las Irene, por lo general, poseen una buena salud y su vida debe ser larga. La influencia planetaria que domina el nombre confiere muy buenas aptitudes desde el punto de vista de evolución e iniciación. Posibilidad de triunfar de ciertas limitaciones físicas. Grandes posibilidades de dominio sobre sí misma. El nombre posee un significado benéfico, pues define la bondad tanto física como moral, el esplendor y la posible fortuna.
Planetas que influyen en el nombre Irene
Irene y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Irene