Isabel

Se trata de un nombre encantador que atrae buenas cualidades. Sin embargo, al hacer su análisis decepciona un poco, pues si bien representa elementos perfectos, acusa al mismo tiempo ciertas contradicciones que hacen creer que la estabilidad del carácter no es tan perfecta como a primera vista parece.
La influencia solar envuelve al nombre y le confiere un aspecto vivo, alegre y encantador, justamente el que poseen las personas cuya compañía es siempre agradable. El Sol es dinámico, atractivo, y hace que las personas que gozan de su influencia sean idealistas, fieles y que tengan posibilidades de alcanzar renombre. Estas cualidades que recibe el nombre de Isabel, son visibles exteriormente, pero el temperamento interior posee otras cualidades. Las Isabel tienen unos sentimientos muy exaltados. Son dinámicas y emotivas hasta límites extremos. Son variables, impulsivas y mujeres muy sometidas a sus sensaciones y a sus instintos. A veces, la actividad se convierte en desordenada e inestable debido a ciertas influencias o a la falta de algunos elementos morales o psicológicos. En algunas ocasiones falta de reflexión, incluso de lógica, paciencia, sentido práctico y perseverancia. El temperamento es linfático-bilioso, lo que hace que las mujeres cuyo nombre es Isabel sean de manera alterna, muy activas o muy, pasivas. Las influencias astrales que dominan el destino de los humanos pueden modificar en cada caso particular el comportamiento espiritual, moral y físico, pero el nombre que no cambia nunca, impondrá siempre su significado. Las Isabel deben conocerse a sí mismas y al mismo tiempo saber acomodarse y regular su actividad en las mejores condiciones.
Planetas que influyen en el nombre Isabel
Isabel y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Isabel