Juan

Júpiter, el planeta más benefactor del Zodíaco influye directamente en este nombre, y le confiere las siguientes cualidades: en primer lugar, la felicidad, la salud, los honores y las manifectaciones sociales y personales. Los Juan son activos, dinámicos y concretos. Su temperamento es una combinación de bilis y nervios y les caracteriza como asiduos trabajadores, buenos ejecutores o creadores de negocios, que actúan de prisa pero con método y sin perder de vista el lado práctico y utilitario de las cosas. Puede decirse que los Juan son a veces poco refinados, poco delicados, poco sensibles, incluso un poco duros, pero eso es debido a una mala influencia ocasional- de Saturno. En efecto, son gentes prácticas cuyo ideal es realizar cosas constructivas, tienen carácter de pionero, y parece que todo aquello que cae fuera de lo tangible no les interesa. Poseen una tendencia general hacia la moderación y tienen horror de las complicaciones. Tienen savoir-faire y habilidad con las amistades y las gentes que les rodean, y saben atraerse numerosas simpatías así como protecciones influyentes por parte de las personas altamente situadas. Los viajes serán frecuentes y provechosos. Suerte en los primeros años de la vida que favorecen el placer de crear una vida familiar tranquila. El nombre atrae, en el plano de la salud, una mala asimilación y cierta fatiga del hígado; se impone, si esto se produce, un régimen severo a fin de evitar complicaciones. Esto puede contrariar un poco, pero como dice el proverbio, más vale prevenir que curar.
Planetas que influyen en el nombre Juan
Juan y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Juan