Luis

El nombre es fuertemente representativo de las influencias de pasividad, tiene necesidad de reposo y es receptivo. Su estudio psicológico indica que su memoria está fuertemente sensibilizada, y que posee un marcado gusto por todo lo que es antiguo y por las épocas pasadas. Tiene espíritu de sumisión. En el carácter destaca débilmente una posibilidad de resistencia a la realización, cierto realismo, sentido práctico y perseverancia. En el carácter existe una ausencia de fuerza, de movimiento, de voluntad, de acción y de expansión, lo que da lugar a un estado incompleto de la personalidad. Resulta beneficioso para los portadores de este nombre que vaya acompañado de otro cuyo significado netamente opuesto lo equilibre, y haga que su tendencia a la sumisión sea mucho menor, y que su individualidad no se sienta sometida a tener que soportar fluctuaciones que harían la vida penosa y difícil sin posibilidad alguna de reacción. Los Luis son bastante difíciles de describir, lo que indica que también es difícil comprenderlos. Son fácilmente impresionables y su naturaleza es negativa. Su vida interior y su imaginación están desarrolladas al extremo. Sienten una gran atracción por todo aquello que es romántico, misterioso u oculto. Se puede decir de ellos que viven en el linde de los mundos invisibles. En general, los Luis son caprichosos, supersticiosos, curiosos y muy poco sociables. Su temperamento parece linfático, bastante blando en apariencia y tienen, por otra parte, el poder de cambiar hasta límites increíbles, y en tal caso son capaces de llevar a cabo actos excepcionales que hacen pensar que se encuentran inspirados por el poder, o por el encanto de las fuerzas bienhechoras superiores, o bajo el dominio de lo invisible. Los Luis son personas muy agradables, pero que hace falta saberlos comprender para poder apreciarlos en todo lo que valen.
Planetas que influyen en el nombre Luis
Luis y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Luis