Matilde

Se trata de un bonito nombre que revela una agradable personalidad, que a pesar de su apariencia de ternura, de tranquilidad y sociabilidad, recibe influencias que muestran un espíritu decidido y preocupado de dirigir de manera muy personal la propia vida. Esto es una buena cosa, mucho más agradable que estar siempre sometido a la voluntad de los demás. Por otra parte, el nombre revela buenas cualidades en otro sentido que hacen que las mujeres que se llaman Matilde sean capaces de tomar parte muy activa en la vida del mundo, y representar en sociedad un papel importante. Las Matilde crean su propio destino de manera agradable. En un porcentaje de un cincuenta por ciento, el nombre confiere fuerza, voluntad de acción y de expansión. Capacidad para la lucha cuando es necesario, esfuerzo propio y dotes de dirección. En una proporción de un veinticinco por ciento, las Matilde poseen, cuando las influencias astrales les son favorables, pasividad, receptividad y memoria; también sensibilidad y algo que puede parecer curioso como es la sumisión. El carácter tiene cierta dualidad. Y eso deben saberlo aquellas personas que trabajan o conviven con las Matilde, a fin de conocer sus posibles reacciones. El carácter indica: actividad intelectual, réplica fácil y palabra justa. Las ideas son prácticas y por tanto fácilmente realizables. Adaptabilidad a las circunstancias sin cerrar la puerta siempre abierta a la libertad de acción. Los viajes serán provechosos económicamente. Únicamente es preciso tener en cuenta un mal aspecto marciano, de todas formas pasajero, que puede provocar un accidente en el curso de un desplazamiento. Posibles complicaciones con la familia o los compañeros de trabajo, pero no serán graves ni duraderas, aunque es preferible evitarlas, en caso de ser posible.
Planetas que influyen en el nombre Matilde
Matilde y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Matilde