Miguel

Se trata de un nombre completo y perfectamente equilibrado que lleva consigo agradables significados. Las influencias astrales que atrae y que le representan son las del Sol bajo los rayos benéficos de Venus y Mercurio. El análisis de estos tres planetas indica el renombre, la atracción magnética, el idealismo, los honores y la irradiación, además del amor, el afecto, la amistad y las satisfacciones del alma y de los sentidos, así como los beneficios y los favores procedentes del arte. En resumen, la simpatía general. A estas magníficas predisposiciones hay que añadir la posibilidad de una rápida percepción de los hechos, la de llegar con rapidez al desenlace de las situaciones complicadas y la de efectuar viajes lucrativos. Las influencias individuales son el saber y el savoir-iaire, la actividad mental, la intuición y el sentido de la oportunidad. La dominante psicológica que domina el nombre es la sensibilidad que se manifiesta según el temperamento particular de cada uno de los Miguel. Por otra parte, existe en este nombre cierta tendencia a la pasividad, a la receptividad y a una necesidad de reposo. En general, la memoria es excelente, pero parece que algunos Miguel poseen una sólida y definida posición marciana (voluntad de acción) situada en su tema personal, y se les nota demasiada tendencia a la sumisión y a soportar los acontecimientos. Para sentirse perfectamente adaptados a las necesidades de la vida, los Miguel deberían controlarse para no ser víctimas de su inercia (aparente) de soñar demasiado, de dejarse dominar por los demás y tender a una acentuada sensualidad que puede perjudicarles en el curso de su existencia, así como también vigilar su excesiva emotividad.
Planetas que influyen en el nombre Miguel
Miguel y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Miguel