Planetas que influyen en el nombre Pascual

Tres planetas influyen poderosamente en el nombre Pascual: Venus, Sol y Neptuno

Estos planetas, en buen aspecto con el tema natal, pueden ofrecer: concepciones elevadas, sensaciones refinadas, tacto, diplomacia y habilidad. Cierto dominio matizado y flexible de la personalidad que hace que los demás os escuchen, os sigan y os sirvan. En la vida puede haber períodos durante los cuales las cosas seguirán el curso normal de la voluntad sin encontrar oposición alguna. En un momento determinado de vuestra existencia, el mérito propio se verá recompensado como merece. Se obtendrán honores e ingresos importantes. Buen renombre dentro del medio en el que se vive. Satisfechos de vuestra suerte. Al final de su vida, los Pascual saben aceptar de buen grado la vejez y sus inconvenientes, si los hay. En el plano moral, se puede constatar un espíritu conservador, amante de las tradiciones y de todo lo antiguo. El carácter no siempre es flexible, pero sabe ser firme para mejorar las relaciones familiares o sociales cuando la ocasión lo requiere. El mérito propio será reconocido siempre dentro del medio en que se vive. Sensibilidad que aumenta con el paso de los años. Lo mismo ocurre con la comprensión, que permite gozar más intensamente de los placeres sanos de la vida. En el plano sentimental pensáis más en los demás que en vosotros mismos. Comprensión por parte de los otros. Los jóvenes seguirán vuestros buenos consejos. Siempre se recibe algo bueno a cambio de lo que se ha dado. Nada se pierde del todo en la vida.

Influencias del Zodíaco en la personalidad de Pascual

Naturaleza brillante, sentimientos elevados, carácter cuando es necesario y, sobre todo, energía, que os convertirá en inflexibles. Capacidad para imponeos a sí mismos una disciplina moral, una ambición meritoria y un dominio sobre los demás, dentro de los límites de la razón. En general, la salud es buena y equilibrada, con fuerza nerviosa que os sostiene en los momentos críticos. Visible espíritu de justicia. Buen gusto y entusiasmo artístico. En diversas circunstancias podréis percibir las numerosas simpatías que despertáis.
HAY QUE EVITAR: El exceso de autoridad sin razón alguna, un deseo enfermizo de represión, así como una devoradora ambición; los apetitos voraces y un egoísmo evidente; el malgastar inútilmente la vitalidad.
SENTIMIENTOS: Es posible que logréis incrementar vuestros bienes con un matrimonio, una asociación en los negocios o una colaboración. La personalidad se define con los años. Espíritu diplomático que sabe salir hábilmente de los malos pasos o situaciones. El matrimonio traerá consigo satisfacciones y buen entendimiento. El saber y la firmeza aumentarán la capacidad de acción. Buena consideración dentro del ámbito de la vida doméstica. Seréis envidiado más que odiado.
HAY QUE EVITAR: Las luchas provocadas por los celos, la debilidad moral frente a los demás, las enemistades y la discordia, así como las dificultades legales y los procesos costosos. Reflexionad bien antes de ligaros a algo o a alguien. Cuidado con los aduladores y la maledicencia de las gentes.
MODO DE SER: Buenas disposiciones para el trabajo intelectual y para la investigación, tanto económica como científica o social. El espíritu organizador y dominador sabe lo que quiere y con dulzura llega a imponerse. Bien considerados por los demás.
HAY QUE EVITAR: Todo aquello que es brutal, completo, definitivo; también la intolerancia; la falta de indulgencia y con frecuencia de comprensión. Las ideas pueden llegar a ser muy buenas, pero encontraréis algunas oposiciones a su realización, que pueden inclusive deshacer lo que ya está hecho. Riesgo de ser poco conocido o discutido.

Volver al nombre Pascual