Rafael

Es un nombre perfecto, casi luminoso que atrae las influencias del Sol y todo lo que es brillante, majestuoso y tiene color. Los gustos son bien definidos. El éxito profesional se alcanzará por los propios méritos, pero también debido a las protecciones y a las ayudas ajenas. Los nativos de este nombre, excepto si las influencias personales son discordantes, poseen nobles sentimientos, dignidad, autoridad, confianza en sí mismos y magnanimidad. El predominio psicológico indica acción inteligente, exteriorización de los propios actos, y energía bajo el impulso del pensamiento creador. La naturaleza, franca, directa, y razonable. El temperamento es positivo, dinámico y también idealista, pero falto de perseverancia y a veces de sentido práctico. En el plano sentimental los Rafael, no demuestran nada especial, pues no son influenciables por las circunstancias ni por las personas que les rodean. En el plano físico se puede decir que poseen bellas cualidades: actividad, buen gusto e inteligencia. La personalidad es fuerte. El sentido de la oportunidad y el espíritu de empresa facilitará el éxito y la ambición se verá colmada. De todas maneras es preciso evitar presumir demasiado de las propias posibilidades, para evitar el riesgo de algún fracaso. Si los Rafael hacen algunos esfuerzos (esto es posible), la situación profesional social puede alcanzar un puesto envidiable. Pero es necesario no ser muy egoístas, ni buscar demasiado la satisfacción de las pasiones que, desde luego, serán numerosas. Gran amor a los placeres. Tendencia al flirt y posibilidades de tener mucho éxito en el amor. Buen ánimo y optimismo.
Planetas que influyen en el nombre Rafael
Rafael y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Rafael