Sofía

Este nombre ofrece una curiosa dualidad. Por una parte indica que las facultades intelectuales aparecen acompañadas de cierta sensibilidad y de juicio intuitivo que favorece la inspiración. Los sentimientos son armónicos y humanos, y las emociones están más o menos controladas por la razón. Sin embargo, el corazón puede mostrarse inestable y variable debido a una lucha interior constante con las facultades objetivas y las sensaciones y tendencias contradictorias que se disputan la supremacía de la conciencia. Pero otros indicios diferentes aparecen y modifican el comportamiento en un sentido bien distinto. El carácter, en ocasiones, pierde decisión, duda antes de penetrar de lleno en la vida de las realizaciones prácticas, pero en otros momentos demuestra dinamismo y perseverancia. Las ideas y los conceptos no son nunca utópicos, las Sofía conservan intactas, claras y vivas sus ilusiones y un gran deseo de hacer algo positivo en cualquier instante. Imposibilidad de permanecer inactivas. Períodos de apatía seguidos de gran actividad nerviosa. Resistencia frente a la enfermedad. Amor al dinero, lo que hace que seáis capaces para ganarlo de hacer cualquier proeza en el trabajo. Amor al deporte, pero en ciertos momentos preferís la inmovilidad. Espíritu tolerante que permite comprender y aceptar las ideas de los demás. Intentáis saber el porqué de las cosas. Franqueza con la gente. Las personas jóvenes os ayudarán. Tiernas amistades con el sexo opuesto. Numerosas y elevadas ideas que permiten ver la vida bajo un punto de vista realista. Altruismo, pero interés; si dais algo, esperáis siempre que os lo paguen de una u otra forma.
Planetas que influyen en el nombre Sofía
Sofía y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Sofía