Tomás

Este nombre recibe las influencias marcianas, que le confieren fuerza, vitalidad, valor, actividad y deseo de realización. La inteligencia es viva y despierta. Flexibilidad física y moral. Vitalidad nerviosa. Fuerza y virilidad. Los reflejos son rápidos y las réplicas también. El espíritu sabe desenvolverse muy bien y sacar partido de las menores cosas. Gestos precisos y gran habilidad manual. Los Tomás son en general muy buenos habladores y saben, con facilidad y habilidad, hacer admitir sus puntos de vista. Tienen muchas ideas y buscan siempre la posibilidad de realizarlas. El resultado es siempre bueno, pues con cierta audacia y con exaltación se fuerza la llegada del éxito. Van derechos al grano y no desperdician el tiempo, dedicándose de lleno a lo que llevan entre manos. Se actúa diplomáticamente pero con mucha firmeza. Amor a la vida y a todo lo bueno. Un matrimonio con una mujer venusiana será beneficioso económicamente y tiene posibilidades de ser estable. En algunas ocasiones los Tomás demuestran poca emoción y falta de sensibilidad, y prefieren esconder sus sentimientos, pues temen perder su aspecto de jefe. Resistencia frente a las enfermedades. Los Tomás son propensos a fiebres, a molestias hepáticas y a alteraciones de la sangre. Si saben evitar oportunamente el desorden y las enemistades violentas, conseguirán trazarse una vida feliz y agradable. Hace falta saber hacer lo que se desea.
Planetas que influyen en el nombre Tomás
Tomás y los signos del zodíaco
Elementos útiles al nombre Tomás