Hombre Piscis Mujer Acuario

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Acuario y un hombre Piscis?

Te gusta sorprender, lo que ni siquiera pasa por la cabeza de Piscis. Tampoco se sobresaltará por algunas actitudes tuyas: conoce la naturaleza humana, por excéntrica que sea. Al estar regido por Neptuno es tolerante. Puede llegar a ser un genio en matemáticas, sin que le deje de gustar caminar sin paraguas bajo la lluvia o dormir al aire libre. Se mostrará considerado y atento, sereno y abnegado, salvo sus raros accesos de mal humor, siempre justificados. El hombre Piscis te dará a ti y tus hijos, todo lo que posee.
Tiene talento para alcanzar prestigio y poder económico. El te entregará no sólo bienes materiales, sino sus pensamientos, proyectos, emociones y un corazón bastante vulnerable. Tú no valoras los bienes económicos, sino todo lo que está relacionado con la autenticidad. Eres extravagante desde que naciste, lo que no disminuye m capacidad práctica para las cuestiones domésticas o la actividad financiera. Admitamos que eres distinta. Tu amor a la humanidad y tu bondad aparecen en cada uno de tus actos, lo cual no significa una negación para expresar sus opiniones: no vives para complacer a tus vecinos. Compartes con este hombre ideas parecidas con respecto a las promesas: ambos dudan de ellas. Por eso no las formulan entre sí ni a los demás, aunque el Pez se tienta de vez en cuando.
Tu rechazo a las promesas procede de tu sospecha de que tal vez no puedas cumplirlas. Tu planeta regente, Urano, te inclina a contarle al hombre de Piscis, apenas lo conoces, todas tus ideas y pensamientos para comprobar qué opina. Jamás lo usarás como un hombro para llorar, pero escucharás sus consejos. En ocasiones, no oirás las advertencias, pero después de cometido el error, él te consolará con ternura. La mano de este hombre la tendrás siempre cerca, lo que no deja de ser reconfortante. Claro que él suele desaparecer repentinamente. En general, se muestra digno de confianza y capaz de soportar situaciones hasta llegar al límite, pero cuando no pueda seguir con su pena, se alejará nadando para huir de las peleas. Tú también desapareces, pero en tiempos muy leves. Ocurre que tampoco puedes soportar demasiada presión emocional y escapas para evadirla. Eres una de esas mujeres que desde niña supo que ella es su propia carcelera y policía, y que las llaves de su propia libertad están en su poder. Les cuesta entregarse uno al otro íntegramente en la relación sexual. Necesitan que el espíritu intervenga tanto como el deseo carnal. Cuando esto suceda, los dos habrán alcanzado un sueño esperado durante largo tiempo. El deberá probarte que es tu amigo. No luches demasiado contra la tendencia de Piscis de entregar su tiempo y su dinero a los que los necesiten. En el fondo, para ti será una cualidad y no una debilidad esta conducta. Domina tu tendencia a la aventura si quieres vivir en pareja, aunque a él le resulta natural ese toque de locura. Discutirán, pero terminarán declarándose su amor, aunque sea con una mirada. Están destinados a casarse, tener varios hijos y vivir muchos años en plena dicha, salpicada con una u otra huida que ambos comprenderán porque, en lo profundo, son maravillosamente parecidos.