Las mujeres Piscis del primer decanato y la Amistad

En el fondo, esta Piscis no es muy optimista. No llega a tener fe en sí misma, ni a creer en la vida y, sin embargo, aspira a dejarse llevar, a abandonarse, a dar todo el amor que siente, el cual a veces la colma y es excesivo o la sumerge en forma de crisis de melancolía ciclotímica. Así pues, necesita amigos que la comprendan, la consuelen y la animen.
Puesto que si se siente en afinidad con determinadas personas a las que aprecia, su ánimo y su entereza se verán estimulados. Y hay que decir que está bastante capacitada para encontrar su camino, para atraer y mantener cerca a gente que le permita expresar libremente lo que cree, sus aspiraciones profundas, sus ansias de compartir y de compasión. Así pues, puede hacer grandes favores a sus amigos, puesto que entiende y comprende intuitivamente las cosas que les afectan y que se les escapan, y sabe transmitírselo o comunicárselo con generosidad.