Las mujeres Piscis del segundo decanato y la profesión

De entrada, desea tomarse la vida por el lado bueno. Y como es muy sensual, pero también emotiva y sentimental, no puede evitar tener un trato afectivo con su medio laboral. Esto la hace más agradable que simpática.
En efecto, siempre está dispuesta a hacer un favor, se muestra muy atenta y solícita con los demás, resumiendo, está dispuesta a desvivirse por ellos, pero al hacerlo mantiene a su alrededor ese aire misterioso, que le permite pensar y creer lo que quiera sin tener que rendir cuentas a nadie; puesto que no le gusta mucho que se metan en su vida y en sus asuntos, aunque sea la primera en confiarse y, a fin de cuentas, se muestre muy influenciable.
Puede dar muestras de muy buena voluntad al ejecutar sus tareas, siempre y cuando se sienta motivada por lo que hace o por el contexto en el que trabaja.