Los Hombres Piscis del primer decanato y la Amistad

Puede parecer austero y frío, puesto que a menudo se muestra inquieto, desconfiado, incómodo o huidizo. En realidad, está inmerso en una especie de paradoja continua.
En efecto, por una parte está sumergido en sus intuiciones y presentimientos, siempre dudando si son fundados o son productos de su imaginación y, por otra parte, carece totalmente de objetividad cuando se trata de sí mismo, cuando se siente afectado o implicado en una relación y le cuesta relajarse, ver el lado positivo de las cosas, no caer en una especie de dramatización de la vida o de desesperación crónica.
Por eso, tiene muy pocos amigos, puesto que duda que pueda dar algo de sí mismo. Sin embargo, su verdadera naturaleza, llena de una gran bondad espontánea, le ofrece a menudo ocasión para entablar relaciones amistosas basadas en simpatías profundas e incondicionales.