Los Hombres Piscis del segundo decanato y el Amor

Es un hombre enamorado de la vida y de sus placeres, que se entrega a la felicidad de una forma un poco desordenada, en un primer momento, pero que luego, si obtiene o encuentrapuesto que tiene suerte- los medios necesarios para satisfacer su gusto por el confort, pone orden en sí mismo, en sus deseos, sentimientos y motivaciones, se realiza plenamente y da muestras de una generosidad y de un buen corazón inigualables.

Sin embargo, siempre existe en él un fondo de exageración o dramatización, que proviene de una especie de egocentrismo escondido y de miedos irracionales, que puede perjudicar el equilibrio de sus relaciones afectivas, porque resulta exigente, inquieto, excesivo y emotivo a ratos y, normalmente, de forma injustificada.

Posee un encanto sutil y muy convincente, una imaginación sensual y erótica desbordante, sabe hacer que le amen y amar con locura.