Sol en Piscis Luna en Escorpio

Una combinación que no es tan buena como podría pensarse ya que, aunque ambos pertenecen a la triplicidad de agua, la naturaleza de Escorpio es demasiado dura y egoísta. Trae consigo desventuras en la vida y hace que los influidos por ella tiendan a ser decididamente celosos dado que esta polaridad se ve afectada con mucha facilidad por la conducta de los demás.
En un horóscopo adverso indica traición. Cuando los planetas benéficos son débiles o están afligidos por aspectos malos, hay ciertas inclinaciones morbosas y muchos actos de indiscreción. De todos modos, a través de estos dos signos de agua fluye mucha energía, otorgando habilidad práctica y ejecutiva en los negocios, y, salvo que haya aflicción, se puede adquirir fortuna (adquirida o heredada) proveniente de ocupaciones relacionadas con el agua o con los líquidos en general, y también de personas que siguen tales ocupaciones.
Bajo esta polaridad se cuentan marineros, pescadores, taberneros, vendedores de aguas gaseosas, comerciantes en vinos y licores, también a veces cirujanos, químicos y enfermeros, y a menudo funcionarios vinculados con hospitales, cárceles, asilos para ancianos y reformatorios, como asimismo médicos forenses.
Con el respaldo de las posiciones planetarias manifestará notable habilidad financiera o genio comercial junto con cierto grado de mundanidad y disposición dura. A veces el nativo ejerce una ocupación que no encaja del todo con su verdadera naturaleza, pero será incapaz de cambiarla, y lo mismo le ocurrirá a menudo con los hábitos y costumbres que ha adoptado, de lo que no puede liberarse.
Muchas veces el mundo lo juzga mal y puede parecer demasiado positivo, duro, convencional o inflexible, pues su verdadera naturaleza interior es mucho más bondadosa y gentil de lo que aparenta por fuera. El carácter varía mucho según las posiciones planetarias, oscilando desde la generosidad hasta el egoísmo, desde una disposición muy trabajadora y sacrificada hasta la autoindulgencia o la vagancia, y desde vivos sentimientos de bondad hasta celos y afán de venganza.
En algunos casos hay demasiada positividad y afirmación de sí mismo, y el nativo es inducido a hacer o decir cosas que no puede justificar, o a ocupar cargos que no puede mantener, dando lugar a contratiempos y derrotas. A pesar de ello, luchará agresivamente por sus derechos y privilegios, y podrá desarrollar considerable poder para recuperar su prestigio. Es probable que haya viajes, sobre todo marítimos.

Signo Piscis