Características de Sagitario

Sagitario está representado por el centauro, un animal mitológico mitad hombre, mitad caballo, implicando la dualidad del signo. Es un signo de Fuego, por lo que necesita ser admirado, destacar.

La mitad humana, con un arco tensado y una flecha a punto de disparar, simboliza el idealismo, la fe en el futuro, el optimismo y la necesidad de trascender las fronteras en pos de la aventura -física o intelectual-, en un salto cosmopolita a la universalidad.

Representa el salto de la inteligencia de tipo concreto a la abstracta (religiones, filosofías, leyes…). Esta parte humana del signo también simboliza su espiritualidad y sus elevadas aspiraciones.

La mitad caballo advierte de la otra parte de Sagitario: el desenfreno, la exageración, el optimismo desbocado o incluso la desconsideración por los demás, incluyendo las típicas meteduras de pata.

Así, no es extraño encontrar en este signo gente de lo más variopinto. Pero Sagitario suele abordar la vida con ilusión, algo que le confiere la categoría de abanderado de las causas que abraza. Por eso también es un signo especialmente dotado para la enseñanza o la divulgación, así como para los medios de comunicación.

Sin embargo, también encontraremos sagitarios que se dejan vencer por sus miedos y se aburguesan, pudiendo ser incluso algo infantiles o inocentes.

En ocasiones, este tipo de Sagitario busca la comodidad, la vida fácil o regalada y la ley del mínimo esfuerzo. De cualquier modo, o en cualquiera de sus dos manifestaciones, es uno de los signos con más suerte en su destino.

En el amor, necesita un margen de libertad para ir en pos de sus sueños e ideales. Dentro de la pareja debería tener cierto grado de autonomía o algunas ilusiones conjuntas. Pero compartir viajes, estudios o actividades deportivas será el complemento necesario para que la pareja pueda funcionar.