El carácter de Sagitario (I)

Siendo el tercero de los signos mutables, encontramos que en nuestra era actual muchos caracteres indecisos nacen en este signo; personas que no tienen nada de interesantes, y a menudo indolentes. Efectivamente, muchas de ellas se conforman perfectamente con dejar que otros lancen sus flechas mentales en su lugar. Por lo general, no obstante, tienen concepciones claras de lo que desean lograr, y se entregan a trabajar para poner en práctica sus ideales. Porque este noveno signo es el signo del futuro, la promesa de la futura Humanidad, cuyos pensamientos ya no estarán dispersos sino que serán orientados decididamente hacia el propósito que todos estamos destinados a alcanzar.
Siendo Sagitario un signo mutable y teniendo simpatía con Géminis, su opuesto, la primera parte del organismo que muestra debilidad es la de los pulmones. Esta debilidad suele ser causada por el exceso de actividad, lo cual ocasiona un agotamiento de la vitalidad por la dispersión de las fuerzas vitales. La mejor cura para los Sagitario es caminar al aire libre, porque de esta manera consiguen la vitalidad que necesitan; sin embargo deben hacerlo con moderación, porque tañí» bien en este sentido tienden a hacer demasiado esfuerzo. Amando por naturaleza los deportes y el ejercicio al aire libre, suelen desarrollar vidas sanas, aunque están más expuestos que otros a sufrir accidentes, y por esta razón padecen enfermedades más a menudo.
Al igual que los nacidos en los otros signos del fuego, los sagitarianos son buenos militares. Podemos considerar a Aries corno el representante del soldado común, a Leo como el capitán y a Sagitario como el general o comandante. El soldado común que se lanza de frente a la batalla con el impulso e ímpetu característicos de su naturaleza; el capitán con su determinación, decisión y minuciosidad, que sería capaz de fusionar a los elementos heterogéneos en un todo coordinado, mientras que el comandante (Sagitario), con su admirable presencia y capacidad para planificar, se encargaría de dirigir y manipular los diversos cuerpos que entran en el combate. Otras vocaciones preferentes entre los nacidos en este signo son la enseñanza, el sacerdocio, la abogacía, la astronomía, la fotografía, el dibujo, etcétera. Se destacan también como inspectores, jinetes, tratantes en caballos, deportistas y agentes de promoción.
Resumiendo su carácter, en general, podemos decir, que los nacidos en Sagitario son impresionables, activos y emprendedores, un tanto introspectivos, pero siempre francos, sinceros, generosos y honestos; son leales para aquellos que aprecian, y por lo general expresan su amor con sabiduría. Si bien no tan demostrativos como los de Aries ni tan fijos como los de Leo los Sagitarios tienen expresivos sentimientos y son de naturaleza afectiva. Siendo amantes de la libertad, los nacidos en este signo saben reconocer la ley del orden y la armonía, y son espléndidos caracteres cuando se les ofrece una libertad total. En cambio, cuando se les restringe o se limita £U libertad de acción, se vuelven ansiosos, irritables y rebeldes, y hasta es difícil calmarlos. Nunca tienen a nadie a sabiendas, pero si se los provoca demasiado dicen más de lo que en realidad querían decir, y a menudo de esta forma producen gran sufrimiento. Siempre les gusta hacer una sola cosa a la vez, y en este particular son totalmente distintos a la gente de Géminis, el signo opuesto, a quienes les encanta dejar las cosas sin terminar, o hacerlas por partes. Los Sagitarios, en cambio, teniendo un solo propósito, prefieren llevar a cabo aquello que han concebido. Las personas nacidas bajo este signo son capaces de alcanzar grandes alturas de profecía, y pueden cumplir grandes progresos espirituales en el mundo. La naturaleza interior o destino de este signo es la ley.