Hombre Sagitario Mujer Acuario

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Acuario y un hombre Sagitario?

Este hombre, que ama la verdad sin vueltas, quedará hipnotizado al verte emancipada, jubilosa, espontánea, sincera. Como además eres frágil y femenina, sin el más mínimo toque de simulación, te verá como la mujer que él necesita. Olvida o no sabe que estás regida por Urano, el que te impide seguir reglas fijas, te vuelve libre, sorpresiva, diferente y amante de cualquier atajo del camino que te atraiga, precisamente porque no sabes hacia dónde conduce. En casos límite, una chica Acuario es capaz de darse cuenta, en plena luna de miel, que se casó con un indiferente al amor pero adicto al trabajo, y al volver del viaje, solicitar el divorcio.
También Urano te vuelve distraída y puedes quedarte conversando con un antiguo novio mientras Sagitario te espera para comer y contarle qué bien la pasaste recordando viejos tiempos. Pero este hombre no suele creer en las advertencias que le da tu conducta desde el primer momento, como tus intereses imprevistos por una exposición posmoderna en la que luego no permanecerás más que cinco minutos o en la rápida decisión con la que te vas un fin de semana a ver el mar con tu amiga de la infancia. Aparece como conveniente que se dé cuenta, desde un primer momento, de que cambias de opinión con frecuencia. Si te enamoraste de un hombre Sagitario, aclárale que no toleras los devaneos, ya que sabemos que tú no lo pensarás mucho antes de cortar con la relación apenas lo veas seduciendo a otra mujer. Además, este hombre tiene mal genio y no se conformará con un simple adiós. Exigirá explicaciones para lo que él no considera falta sino la tendencia romántica ineludible que le despierta toda mujer hermosa. Contestarás, desde ya, cerrándole las puertas en las narices seguirás así durante bastante tiempo.
No olvides que este hombre pregunta, camina, observa, habla, se mueve de un lado al otro y es penetrante. Tiene la misma franqueza y es tan idealista como tú. Mantiene cierta camaradería entre las mujeres, pero antes de serte infiel te lo confesará. No lo hieras porque es un sentimental. Tiene el temperamento de Júpiter, que rige todo lo grande. Le gustan los animales, por lo tanto, no lo mires espantada si para el día de tu cumpleaños se aparece con un perro, olvidando que vives sola y estás todo el día fuera de casa.
Pasa de ser un payaso, estupendamente divertido, a un venerable sabio de gran erudición. Su aura está impregnada de un carisma religioso y espiritual. Puede volver al cristianismo o terminar siendo un ateo. Le encantan los juegos de azar y adora los viajes. Ama los deportes y el aire libre. El amor físico entre el Arquero y tú, la dama Aguadora, es un juego que comienza por el tacto. El te acariciará la mejilla y tú la frente, a la vez que tu esencia de Aire avivará su Fuego transformándolo en una gran dosis de pasión jupiteriana.
Sin ser posesivos, ambos son celosos, por lo que se concederán libertad aclarando siempre que se pertenecen el uno al otro. Tú eres terca y él agresivo, pero tiene capacidad de cambiar, si eres persuasiva. Prueba dejar de lado tanta obstinación y desarrolla tu capacidad de adaptarte. Unidos hacen realidad un sueño que guardaron ocultos toda la vida: encontrar la pareja ideal.