Hombre Sagitario Mujer Aries

Sagitario y Aries son signos de Fuego y una chispa bastará para encenderlos. El hombre Sagitario se sentirá atraído desde el primer encuentro y como es tan sincero y veraz como tú (está regido por Júpiter), te lo confesará de inmediato. El problema es que Sagitario suele tentarse con la infidelidad real o imaginaria y esto puede transformarse en una furia que no mira adonde arroja sus petardos. Siempre resulta raro que una chica tan segura de sí misma, sea tan débil emocionalmente. Vives con el terror de ser maltratada y con la idea de que cualquier mujer, incluso menos inteligente y atractiva que tú, le puede resultar más deseable al hombre que amas. Así es como vives torturada.
No esperes comprensión ante tus estallidos de cólera por parte del Arquero, que valora marcadamente la libertad personal y la fe mutua entre dos que se aman. Aun así, será preferible que trate de ahondar en tus emociones y aprenda a tranquilizarte porque si no te perderá muy pronto. Y no te reemplazará muy fácilmente, porque establecen un unión intensa y predestinada. Algunos Arqueros suelen ser apaciguadores por naturaleza y difíciles de dejarse tentar por una aventura. De ser así, formarán una pareja optimista, sincera, cariñosa y amable. Los dos son soñadores pero Sagitario nunca aparta por completo sus pies de la tierra. Tu entusiasmo marciano y la valentía jupiteriana de él los salvarán del aburrimiento. Vivirán en una eterna juventud.
Debo advertirte que este hombre es proclive a quedarse soltero. Su natural agradable y afectuoso le permite entablar un romance con facilidad pero tú desearás un compromiso que no siempre está dispuesto a cumplir. Más que cruel, es sincero. Tu temperamento no es apto a esperas interminables para casarte, por tanto lo echarás de tu casa, cambiarás la cerradura de la puerta y el número de teléfono. Asunto terminado. Y esto lo llevará, indudablemente, a aceptarte cualquier cláusula antes de perderte. Sagitario no es un hombre doméstico.
Ama a su familia y a sus parientes con cierta distancia pero como tú tampoco estás atada al hogar, no te molestarán sus vagabundeos, siempre que te invite a compartirlos. Sería bueno que quisieras a los animales porque terminará trayendo alguno. Sus gustos se encauzan fuera del hogar, aunque sean los libros, el deporte, el teatro o la actuación.
Sexualmente tienen una armonía automática. Aunque parezca un poco desinteresado por la unión física siempre terminan con frecuentes uniones altamente satisfactorias. Deben saber que serán felices si aprenden a amar más que a ser amados. La armonía mental y emocional que poseen volverá cada acto de amor un momento ideal en todos los sentidos. Te sentirás mal cuando no cumpla con sus promesas, olvidando que fue sincero cuando las formuló pero que no puede responsabilizarse de tanto.
Cuando él deslice una verdad desagradable e hiriente, te largarás a llorar porque estás convencida que no tiene en cuenta los sentimientos ajenos. No te gustan sus bromas inoportunas pero como es medio payaso, será mejor que te dediques a disfrutarlo y a reírte con él.