Hombre Sagitario Mujer Cáncer

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Cáncer y un hombre Sagitario?

Sus diferencias esenciales se refieren a la familia. Tú eres muy propensa a venerar los vínculos familiares mientras que el hombre de Sagitario, si bien puede sentir mucho afecto por los suyos, no siente lo mismo por sus parientes aunque las pocas veces que los ve, los carga de regalos. Será el primero en ayudar a sus familiares si pasan por alguna necesidad pero no piensa que ninguno de ellos debe sujetar su libertad. Los lazos atan. Tú, como buena doncella lunar, miras con respeto y amor los lazos que atan porque los vínculos familiares te resultan reconfortantes, te brindan seguridad y protección.
Cortar vínculos te inspira temor. A las chicas de Cáncer las llaman posesivas, por resistirse tanto a terminar una unión: supone que quedará a la deriva. Lograrán un lazo entre ustedes a medida que pasen los años, pero con discusiones de él y enojos de tu parte porque uno descuida a los padres o el otro coloca a la familia antes que a la pareja. Tendrás que tener en cuenta que a este hombre le resulta más fácil desatar un nudo que a ti, lo que quiere decir que puede marcharse.
No tardará en regresar. Separados, enloquecerá por ti, especialmente por las noches. Tú representas para él, el misterio sexual, lo desconocido. Y debido a su curiosidad, se esforzará constantemente en descubrir qué puedes estar haciendo sin él. Además pensará que se fue sin resolver en qué se basaban tus cambiantes estados de ánimo. Te halagará su amor, también que te considere misteriosa y magnética, pero no te gustará que te interrogue constantemente. Siempre tendrás secretos que no conocerás ni siquiera tú misma. En la esencia lunar hay un elemento que te permite cerrarte cuando sientes que alguien quiere explorar demasiado a fondo en tu personalidad. Te refugiarás en tu caparazón para no escuchar ni responder a sus preguntas. Pero tú sí serás capaz de desentrañar los secretos del Centauro, como los de todo el mundo.
Por algo la gente siempre te está contando intimidades. Convengamos que a ti te gusta enterarte de la vida privada de los otros pero por interés humano, no para divulgarla. Con la influencia de tu regente, la Luna, logras que tu interlocutor te haga confidencias que no revelaría a nadie. Mientras a Sagitario le encanta hablar, sobre todo de sí mismo, de sus proyectos y sentimientos, a ti te gusta descubrir.
Es entonces cuando este hombre descubre que se ha dejado arrastrar por una ola emocional que podría llevarlo a confesar más de lo que desea. Porque tú eres capaz de interpretar de manera errónea ciertas palabras y considerarlas una ofensa. El aprenderá que no le conviene contártelo todo siempre.
Sexualmente, durante la intimidad sexual, este hombre deberá tratar de que sus actos sean más elocuentes que sus palabras. Deseas que el acto de amor te hunda en un mar de pasión, iluminado por la Luna, para que ambos alcancen una comunión espiritual. Si algo te ofendió durante el día, será difícil encontrar una receptividad: hacer el amor contigo es un constante juego de adivinanzas.
Pero cuando él vea el reflejo de la Luna en tus ojos, te abrazara estrechamente para protegerte e internarse contigo en el océano misterioso, para flotar los dos a la par.