Hombre Sagitario Mujer Escorpio

¿Cómo son las relaciones de pareja entre una mujer Escorpio y un hombre Sagitario?

Para Júpiter, regente de este hombre, representas todo un desafío y quedará fascinado por tus miradas incendiarias. A la inversa de otros hombres, no se sentirá rechazado por cierta frialdad que expresas delante de los extraños, porque lo estimula emplear su simpatía, su sentido del humor y su inteligencia para llamar tu atención. Desde ya que le irás sacando de a una todas las máscaras histriónicas que utiliza para tapar tu verdadera personalidad, lo que también le encantará.
Una de las cualidades de este hombre es aceptar que los demás expresen sus pensamientos con libertad, así como lo hace él. Desde ya que con tu penetración sabrás, de entrada, cuáles son los defectos de este payaso divertido y pintoresco. Advertirás que le gustan las mujeres, que es sociable por naturaleza, le encantan los deportes, ver obras de teatro, ir al cine, hablar con la gente desconocida, discutir con ellos sobre el valor del espectáculo como si los conociera de toda la vida. Y tú eres posesiva aunque no muy celosa: no quieres que te robe tiempo hablando con otros u otras. Aun así, debes otorgarle la libertad: este hombre antes de ser infiel te lo confesará, dándote, desde ya, la oportunidad de reconquistarlo.
El te pedirá que lo acompañes a disfrutar de sus constantes distracciones. Si eres capaz de adaptarte de buen grado a sus tiendas de campaña, mapas y carreteras extrañas, preferirá tenerte a ti que a otra persona a su lado. Tú admiras su franqueza pero tu alta sensibilidad hace que sus críticas hirientes lastimen tu corazón, más vulnerable que lo que él imagina, ya que eres capaz de disimular tu dolor durante mucho tiempo.
Esta sería como una primera etapa de Plutón, tu planeta regente. Pero hay una segunda en que cuando el hombre Sagitario menos lo espera lo picará de manera lacerante la represalia de tu Escorpión. La tercera etapa, si él no valora tu amor, nada común, tu lealtad y tus continuas adaptaciones emocionales para secundarlo, será el abandono total de su persona. Y tú eres de las que no retornan. Tienes que darle algunas señales para que se comporte con menos negligencia y descuido con respecto a tu persona. El hace el amor de manera apasionada, pero con una gran carga idealista, con un toque de ingenuidad.
Tú eres más devoradora y concentrada y puedes llegar a ser de una profundidad avasallante. Un elemento de tensión, en estos momentos de intimidad, puede ser el contundente silencio con que te entregas al acto amoroso. Y si a él se le ocurre aprovechar el momento para comentarte algo que tenía en mente, tú no sólo te enfriarás sino que esperarás tu venganza. Esperarás otro momento de amor para mostrarte indiferente y pasiva, utilizando lo que tiene de Agua para ahogar sus emociones. Trata de evitar estas actitudes que sólo logran debilitar un momento de belleza casi inigualable, aparte de volverlos cada vez más indiferente a uno con el otro, lo cual de por sí es peligroso.
Como él es propenso a gastar mucho y tú a llevar una economía coherente, mantengan cuentas separadas, lo que sería conveniente, en realidad, para todas las parejas. Atesora el amor franco y cierto de este hombre y no lo ahuyentes con sospechas. Cuida su espíritu porque en él nace su optimismo maravilloso y su idealismo, típico de Júpiter.